email@esclavascorazonjesus.org

Search
Close this search box.

Homilía. Madre Catalina, mujer que confió en Dios

Homilía. Madre Catalina, mujer que confió en Dios

Pablo Márquez. Seminario Mayor de Córdoba Nuestra Señora de Loreto. Desde la Capilla de la Casa Madre, en el último día de la Novena a la Beata Catalina de María Rodríguez ecj.

Nos juntamos a hacer memoria y celebrar el noveno día con cariño en memoria de la beata Catalina de María, mujer bendecida por Dios, que tuvo las manos cansadas y gastadas en el servicio, nos alegramos de celebrar un año de beatificación y de su protección.

En este día hacemos memoria de ella y miramos su persona y agradecemos a Dios la bendición que es para nosotros el testimonio de su vida. Jesús nos regala este pasaje del Evangelio  en donde mira con amor la generosidad e indigencia de esta pobre viuda que entregó todo, esta mujer que en otros momentos se habrá visto beneficiada, ayudada por el templo, hoy ella con un corazón agradecido va y hace su ofrenda en solidaridad y en generosidad para otras mujeres, a pesar de su indigencia no se olvida de los demás.

En  esta viuda que Jesús reconoce y pone de modelo existe una mujer agradecida y una mujer confiada. Bien sabemos hoy al hacer memoria de Catalina que ella también lo fue, en su viudez se dedicó y se atrevió a soñar, confió lo que alguna vez sintió y se decidió a fundar esta congregación.

Una mujer que confió en Dios y a pesar de sus años fue haciendo historia, fue siguiendo y no dejando de confiar y fue dando todo compartiéndolo con los demás. Este relato del Evangelio bien se aplica hoy a Catalina Rodríguez. Los que aquí estamos y los que estamos siguiendo la Misa a través de esta transmisión radial hoy podemos pedirle a Catalina que nos regale esa generosidad confiada en Dios, que no se olvida de lo que Dios ha hecho en la propia vida sino que en la confianza decide dar un paso más.

Celebramos en este día por las vocaciones, para que sean muchos en los distintos carismas, en los jóvenes que se animen a darlo todo desde la indigencia y que desde la indigencia se animen a compartir con los demás la propia vida. Le pidamos a Catalina, aprendamos de ella que tantas veces rezó al Sagrado Corazón “en Vos confío”, que nos ayude a confiar para desprendernos no ya de lo que nos sobra, sino de lo que tenemos, que es la vida para hacerla fecunda en favor de los demás.

Pidamos especialmente esta gracia para nuestra Iglesia, corazones generosos, confiados, que se comprometan a amar y reparar desde la solidaridad con los que menos tienen.

Whatsapp

+54 9 2644 63-3828

Escribinos

hnasesclavasdelcorazondejesus@gmail.com

Llamanos

+54 9 3521 40-3550